Fuga de capitales de Argentina, la más alta en cuatro años

Con el levantamiento en diciembre de los controles sobre el dólar, se registró en ese mes la mayor fuga de capitales de Argentina en cuatro años, tendencia que sigue hoy, advirtió el Centro de Economía Política Argentina (CEPA). A su vez, el peso argentino cerró anoche en su valor más bajo histórico al cotizarse a 15,13 por un dólar producto de la devaluación que como parte del ajuste aplicó el gobierno del presidente Mauricio Macri.

En un informe que divulgaron varios portales informativos el CEPA señala que la venta de divisas equivale al 10 por ciento de las reservas que atesoraba el Banco Central (BCRA), y en los últimos 14 días de diciembre se transaron dos mil 24 millones.

Con las restricciones que aplicó la anterior administración a la moneda norteamericana a partir de 2011, política que devino con el nombre de “cepo al dólar”, la fuga de capitales cayó abruptamente desde los tres mil millones mensuales a menos de 500 millones en 2012, señala el CEPA.

Durante todo 2013 se detuvo ese negativo escape de divisas, y en cambio ingresaron “verdes” a Argentina. En 2014 se retomó la tendencia, pero con cifras históricamente bajas.

Acorde con el estudio del CEPA, en los primeros 11 meses de 2015 se fueron del país seis mil 495 millones, mientras que en diciembre dos mil 24 millones, el 24 por ciento del total del año en solo dos semanas.

Ese instituto de análisis económico indica que los ahorristas aumentaron su actividad en las casas de cambio, pero también participaron las grandes empresas con giros de ganancias al exterior.

Economistas señalan que Argentina es uno de los países que registra la mayor cantidad acumulada de fuga capital con un monto calculado en más de 400 mil millones de dólares.

En la gestión del anterior presidente del BCRA, Alejandro Vanoli, esa institución limitó los envíos de utilidades a un mínimo. Con la quita de los controles se dispararon las compras a un nivel que no podría mantenerse sin nuevo ingreso de capitales.

Para amortiguar la pérdida, la administración Macri optó por el endeudamiento externo y negoció un préstamo de un consorcio de bancos internacionales para apuntalar las reservas del BCRA, pero ahora deberá afrontar los pagos a los fondos buitre y otros bonistas norteamericanos más los italianos.

En un resumen informativo, el servicio financiero Ambito.com señaló que un día después de alcanzar (el martes) los 15 pesos, el dólar extendió su tendencia alcista el miércoles y avanzó otros 13 centavos para cerrar a 15,13.

En un intento por contener esa subida, el BCRA subió levemente las tasas de interés de las letras de menor plazo en un esfuerzo por retirar de circulación al menos 11 mil 500 millones de pesos.

Pero la moderación de la tasa no significó un cambio en el proceso de aumento del tipo de cambio y por el contrario, fue sólo una pausa que no impidió que el dólar tocara nuevos máximos históricos, concluyó Ambito.com, que citó a especialistas en su resumen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s