Alianza del Pacífico intenta ampliarse

Los intereses de Chile en que Panamá se convierta en su plataforma comercial pudiera abrir la posibilidad de que el Istmo se integre a la Alianza del Pacífico, aseguró el embajador chileno aquí Francisco Cruz.

La posición geopolítica, el avance en los acuerdos comerciales y las oportunidades que ofrece el Canal ampliado, favorecen al país para ser incluido, señaló el diplomático al diario La Estrella, luego de una reunión con autoridades panameñas y representantes del sector industrial.

Por su parte, el embajador mexicano en este país José Piña Rojas dijo sobre el tema al periódico que “Panamá tiene todos los méritos para integrarse a la Alianza de Pacífico” y confirmó que su nación lo apoya.

No obstante, uno de los requisitos para ingresar al grupo es que tenga convenios comerciales con los miembros del organismo, y en este caso, el Istmo no confirmó hasta el momento su Tratado de Libre Comercio con Colombia, con quien mantiene disputas en ese tema.

Las posibilidades del Canal constituye el marcado interés de sumar a Panamá al bloque pacífico, lo cual fue tácitamente expresado por Piñas a la fuente, cuando aseguró que si todos los miembros de la Alianza comerciaran con el Istmo, serían el segundo usuario de la ruta, por encima de China.

Reconoció que existen en los panameños visiones contrapuestas sobre estos procesos de integración, donde hay sectores interesados y otros que no respaldan el ingreso, a los cuales calificó de “muy conservadores”.

El bloque, conformado hasta ahora por Chile, Colombia, Perú y México, es considerado por el presidente de Bolivia Evo Morales el intento de Estados Unidos de resucitar el proyecto de Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), derrotado en 2005 por los gobiernos progresistas de Venezuela, Argentina y Brasil.

“Los medios de comunicación transnacionales encubren el saqueo de nuestros recursos naturales maquillando proyectos como la Alianza del Pacífico”, escribió en su perfil de la red social Twitter, y en otro mensaje aseguró que será derrotado por los pueblos del continente.

“El instrumento ideológico de las grandes empresas transnacionales tiene como cabeza de playa a las corporaciones mediáticas pro imperiales”, expresó también Morales.

El bloque creado el 28 de abril de 2011, pone su mirada además, en el reciente gobierno de Argentina y está a la espera de los acontecimientos en Brasil, para nutrirse de ambas economías y reforzar su posición e influencia, como oponente a la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, señalaron analistas.

Los miembros de la Alianza del Pacífico “fomentaron el libre comercio y la inversión extranjera, tanto entre ellos como frente a terceros países”, según criterio del portal digital británico BBC Mundo.

Mientras el medio consideró que el acercamiento con el presidente argentino Mauricio Macri, es “evidencia del giro que busca darle a la economía de su país, apartándola de las posiciones más nacionalistas del pasado”.

Define al grupo como “las cuatro naciones que se apartaron visiblemente en los últimos años de las políticas económicas más intervencionistas que siguieron otras grandes economías del continente, como Brasil y Argentina”.

A pesar de la crisis que afecta sus economías, en su más reciente cumbre celebrada en Chile, esta Alianza aseguró tener éxito en donde otros fracasaron, en referencia a pactos continentales como Mercosur y la Comunidad Andina.

El acuerdo pacífico asegura que uno de sus objetivos es “construir, de manera participativa y consensuada, un área de integración profunda para avanzar progresivamente hacia la libre circulación de bienes, servicios, capitales, personas y economía”.

El fracasado acuerdo para el ALCA incluía en su borrador: “generar niveles crecientes de comercio de [mercancías][bienes] y servicios, y de inversión, mediante la liberalización de los mercados, a través de reglas [justas] claras, estables y previsibles; [justas, transparentes, previsibles, coherentes y que no tengan efecto contraproducente en el libre comercio;]] (sic)”.

Cualquier semejanza no es pura casualidad, porque el intento de resucitar el pacto nacido en la ciudad estadounidense de Miami y derrotado en Mar del Plata, representa retomar desde Washington el dominio económico continental, lo cual algunos expertos dudan de la efectividad del método.

“Dado lo poco ambicioso de la Alianza del Pacífico, creo que su mayor éxito es en términos de branding (marca), esto en su capacidad para desarrollar una visión alternativa del desarrollo y la integración a la que existe en Brasil o Argentina”, opinó Diego Sánchez-Ancochea, director del Centro de Estudios Latinoamericanos en la británica Universidad de Oxford.

A cinco años de creado, el bloque sigue solo con sus cuatro fundadores. ¿Sumarán nuevos miembros?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s